30/6/13

• Cosa de mi equipo: 4 - Redes de camuflaje


Captura de un Pito negro joven desde un escondite hecho en el bosque con ramas y una simple red de camuflaje, Prepirineos.
© Oriol Alamany

Los fotógrafos de la vida salvaje somos unos seres extraños que en el campo utilizamos todo tipo de artilugios para camuflarnos y esconder nuestra presencia a los esquivos animales salvajes. Sabemos que, si ellos nos ven, van a huir sin remedio y no se dejaran fotografiar. Al menos en nuestro país, donde sus experiencias con el ser humano suelen ser bastante malas. 

Para escondernos utilizamos desde los tradicionales y más o menos sofisticados aguardos de lona (conocidos en nuestro mundillo con el nombre inglés de "hides"), hasta las sencillas redes de camuflaje: grandes láminas de tela plastificada troquelada en formas que imitan el follaje. Estas son cómodas de transportar, rápidas de usar y lo cierto es que bastante efectivas. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que estas redes no nos tapan por completo y por ellas solas no son adecuadas para fotografiar ciertas especies más difíciles o delicadas. Con frecuencia uno se tira la red simplemente por encima, siendo el mismo fotógrafo la estructura que la sostiene. Pero eso significa que cualquiera de nuestros movimientos se verá desde el exterior, lo que no resulta muy adecuado para camuflarse. Por ello no son prácticas para sesiones de muchas horas, a menos que las montemos sobre alguna estructura rígida. Yo suelo colgarla en ramas o alguna vez la he usado con la estructura de palos de uno de mis hides.


La red de camuflaje, un sencillo accesorio muy utilizado por los fotógrafos de la fauna salvaje


El fotógrafo desaparece prácticamente del entorno al cubrirse con una red de camuflaje,Vall d'Aran
© Oriol Alamany


Poniendo unas redes de camuflaje encima de dos hides para camuflarlos con el entorno, junto a una carroña para fotografiar buitres, Prepirineos.
© Oriol Alamany

Hace años que tengo una de estas redes para usar o bien sola, o bien para ayudar a camuflar mejor mis habituales hides de lona. Para la tranquilidad de los animales suelo preferir la completa protección de un aguardo, pero alguna vez la uso sola.

No es difícil adquirir redes de estas de diversos tamaños y estampados. En tiendas de suministros militares o en Decathlon venden algunas, pero si queréis encontrar variedad de modelos nada como consultar la web de Oryx, la tienda del amante de la naturaleza. Aquí encontraréis una ámplia muestra.

Durante años estuve guardando mi red dentro de una simple bolsa de plástico, ya que cuando la compré no venía con funda alguna. Pero durante una reciente estancia en la sierra de Andújar, el fotógrafo y amigo Javier Milla me enseñó cómo las guardaba él: Para ello utilizaba unas bolsas que venden en las tiendas de deportes Decathlon, originalmente diseñadas para guardar los zapatos de tenis. Y lo cierto es que son baratas y van de maravilla. Además tienen una rejilla para que la red se airee y no enmohezca en caso de guardarla húmeda.



Este sábado pasé por Decathlon y me compré una. Se trata de la Artengo Shoe Bag, que se encuentra en la sección de zapatillas de tenis. En las tiendas de Barcelona y alrededores yo tan sólo he encontrado el modelo de 2,59 €, de unos 27 x 38 cm. Desconozco si el otro modelo más caro con idéntico nombre que aparece en la web de esta empresa es igual o de distinto tamaño.

- Modelo 2,59 €

- Modelo 3,99 €

¿Alguno de vosotros utiliza otro tipo de bolsa fácil de encontrar para ese menester?


Mi red de camuflaje quedará ahora bien guardada en su funda Artengo Shoe Bag.
© Oriol Alamany



• • • • •


Otros artículos anteriores de la serie: Cosas de mi equipo

Cosas de mi equipo: 3 - Samyang 14 mm f:2.8

Cosas de mi equipo: 2 - Canon EOS-1D Mk IV




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada