6/12/21

SOCOTRA EN BIOGRAPHIC MAGAZINE

 


La revista online bioGraphic, de la California Academy of Sciences, ha publicado una de mis fotografías realizada en la isla de Socotra, acompañando un interesante artículo de la escritora y editora Sarah Gilman.

8/10/21

LEOPARDO DE LAS NIEVES, EN LA REVISTA GEO




Lo de publicar reportajes fotográficos en revistas es un proceso tremendamente lento y que requiere de un gran esfuerzo por parte de los fotógrafos. Pero poco a poco vamos difundiendo nuestro reportaje sobre el leopardo de las nieves: tras las publicaciones en Alemania y en Noruega, al fin aparece por vez primera en un medio español: la prestigiosa revista GEO.



4/10/21

ERUPCIÓN DE VOLCÁN EN LA ISLA DE LA PALMA


Una pareja observa la erupción del volcán Cumbre Vieja al anochecer, La Palma, 22 septiembre 2021
Canon EOS R5 a ISO 3200, EF 50mm F1.8 STM, a mano alzada
@ Oriol Alamany


El 19 de septiembre de 2021, tras días de advertencias previas mediante lo que se ha dado en denominar un “enjambre de seísmos”, se abrió una fisura en la ladera oeste del Parque Natural Cumbre Vieja. Esta área protegida se encuentra en la isla de La Palma del archipiélago de las Canarias, y precisamente por ella discurre la llamada “Ruta de los volcanes”, un recorrido a pie por los volcanes de la zona, inertes desde hace 50 años.

 

Tras la brutal explosión inicial de aquel domingo, por la brecha surgió un ardiente río de lava que, al día siguiente, alcanzó las primeras casas de la parte alta del Valle de Aridane. Hubo que evacuar a miles de habitantes y la noticia apareció en las televisiones y medios de todo el mundo.

 



La colada de lava destruye casas del municipio de El Paso, La Palma, 22 septiembre 2021
Canon EOS R5 a ISO 1600, EF 500mm F4L IS II, trípode Benro Mach3
@ Oriol Alamany



Realizando la fotografía anterior, al anochecer, con el volcán al fondo con la Canon R5, La Palma, 22 septiembre 2021
Huawei P30 Pro New Edition
@ Oriol Alamany


VIAJE A LA ISLA

Tras unos apresurados preparativos, comprar billetes de avión y alquilar un vehículo, la madrugada del martes 21 de septiembre Eulàlia y yo volamos de Barcelona hasta La Palma, con un par de encargos de medios de comunicación para fotografiar la erupción del volcán y, en lo posible, sus consecuencias. Ya conocíamos bien la isla por haber viajado allí otras veces, realizando reportajes para revistas, y también rutas a pie para nuestro libro “Parques Nacionales de España”. Es uno de nuestros lugares preferidos de las islas Canarias.

 

Durante la semana siguiente estuvimos trabajando sin descanso en los términos de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, en la vertiente suroeste de la isla, la zona afectada por la erupción. Observar la progresiva pérdida de viviendas y cultivos era triste, pero por otra parte la visión del volcán activo era, como muchos han definido, hipnótica.


El amplio perímetro de aislamiento impuesto alrededor de las coladas de lava limitó bastante nuestro trabajo, pero localizamos algunos buenos puntos de vista a unos 2,8-3,5 km de distancia desde los que, mediante el uso de teleobjetivos 70-200 mm, 100-400 mm y 500 mm, podíamos fotografiar las coladas y la erupción del volcán. Sin embargo, a medida que avanzaron los días, las autoridades fueron cerrándolos progresivamente, dejando cada vez menos opciones a los periodistas y a la población en general, que utilizaba esos miradores para comprobar el estado de afectación de sus propiedades. 



Los puntos de vista más cercanos al volcán que permitía el perímetro de aislamiento, se encontraban en torno a los tres kilómetros de distancia del cono principal. De ahí la necesidad de utilizar teleobjetivos. Este lugar de la fotografía fue cerrado a los pocos días. La Palma, 22 septiembre 2021
Huawei P30 Pro New Edition

@ Oriol Alamany




Equipos de televisión en los platos improvisados en Tajuya, La Palma, 21 septiembre 2021
Canon EOS R5 a ISO 400, RF 24-105mm F4L IS
@ Oriol Alamany



MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y FOTÓGRAFOS

Los primeros 4-5 días la zona bullía de periodistas y equipos de televisión, venidos de todas partes para informar en directo de un suceso tan destacado. Resultaba curioso verlos equipados con tan sólo una mascarilla FPP2 (tal y cómo íbamos nosotros y así lo recomendaban los vulcanólogos), pero al emitir en directo se ponían todo tipo de aditivos (gafas, máscaras antigas, cascos, etc) para dar mayor dramatismo a sus retransmisiones. 


En este sentido fue loable el tratamiento informativo de Radio Televisión Canaria, que se convirtió en nuestra fuente de información de cabecera. Día y noche seguíamos sus fiables retransmisiones para conocer el desarrollo de todo lo que sucedía, mientras algunas cadenas se dejaban llevar por el sensacionalismo, dando la impresión de que toda la isla estaba sumida en un cataclismo apocalíptico, o bien hurgando en los dramas de personas que lo habían perdido todo. 


Esas eran las imágenes que llegaban a la península, lo que hacía que nuestros conocidos nos contactaran continuamente por mensajes telefónicos, alertándonos del gran peligro que corríamos al permanecer en la isla. En realidad la mayor parte de La Palma era (y sigue siendo a día de hoy) un remanso de paz, exceptuando los municipios directamente afectados, el aeropuerto y el puerto, donde la gente intentaba o bien salir o bien llegar. La caída de ceniza mineral según soplara el viento era el máximo problema en las zonas no directamente afectadas por las coladas de lava. En ciertos momentos sí que sufrimos caída de cenizas y entonces era conveniente utilizar unas gafas protectoras para los ojos. Por fortuna, el equipo fotográfico que llevábamos soportó perfectamente las duras condiciones.



Mi Canon EOS R5 cubierta de la peligrosa ceniza volcánica, La Palma, 21 septiembre 2021
Huawei P30 Pro New Edition
@ Oriol Alamany


 

También aquellos primeros días surgieron algunos críticos por la presencia de turistas y aficionados a la fotografía que acudieron con el fin de contemplar y sacar fotos de este fenómeno natural. Algunos argumentaron que molestaban en las tareas de los servicios de emergencias, pero la verdad es que nosotros jamás vimos que nadie foráneo interfiriera en ellas. A nosotros dos ninguna persona local nos reprochó eso (aunque sí que recibimos críticas muy puntuales de gente peninsular en nuestras redes sociales). Durante la semana que permanecimos en el valle de Aridane conocimos y hablamos con diversos afectados, les apoyamos y ayudamos en lo que pudimos, y constatamos que la gente comprendía el trabajo que, como profesionales, estábamos realizando allí. 


De hecho, ya de regreso a Barcelona, en TV Canaria estuvieron comentando que un evento histórico de esta magnitud no se merecía que tan sólo quedara documentado por las fotografías y videos de telefonos móviles de la gente en general. Era imprescindible que quedara documentado para el futuro mediante imágenes de calidad, obtenidas por fotógrafos expertos.




Exposición prolongada de la erupción, La Palma, 21 septiembre 2021
Canon EOS R5 a ISO 100, EF 100-400mm F4.5-5.6L IS II, trípode Benro Mach3

@ Oriol Alamany


Eulàlia al amanecer, tras la sesión fotográfica de madrugada, con el volcán al fondo, La Palma, 26 septiembre 2021
Huawei P30 Pro New Edition
@ Oriol Alamany


 

UNA ISLA HIJA DE VOLCANES

Esta es la tercera erupción volcánica en esta zona de la isla en el último siglo, tras las de los volcanes Teneguía en 1971 y San Juan en 1949. Algunos palmeros incluso han vivido las tres. En los últimos 600 años La Palma ha sufrido nada menos que ocho erupciones, lo que la convierte en la más activa de todas las islas Canarias. 


Lamentablemente, esta vez las pérdidas materiales han sido cuantiosas debido a la creciente urbanización en las recientes décadas. No hay más que pasearse por El Paso o Los Llanos de Aridane, para constatar que sus edificios y cultivos se levantaron encima mismo de antiguas coladas volcánicas. En los días posteriores al actual cataclismo, algunos geólogos han apuntado que la construcción indiscriminada en estas zonas de riesgo debería estar más regulada, que sería necesario un cambio en la política urbanizadora de estos parajes volcánicos.




Con sus vuelos suspendidos, turistas y locales intentan marchar de la isla mediante los ferry a Tenerife, La Palma, 22 septiembre 2021
Canon EOS R5 a ISO 400, EF 16-36mm F4L IS II

@ Oriol Alamany



REGRESO A CASA

La madrugada del 28 de septiembre Eulàlia y yo teníamos vuelo para salir de la isla, por lo que la última noche ya dormimos en su vertiente oriental, cerca del aeropuerto. Fue la noche que la lava acabó llegando al mar, un evento que no pudimos captar. Los vuelos se cancelaron por la presencia de ceniza en el aire y acabamos partiendo en ferry hacia la vecina Tenerife. La gente se agolpaba en el puerto y las dos compañías de transporte naval reforzaron sus líneas con recorridos adicionales. Cada ferry traía de Tenerife maquinaria para limpiar las carreteras y personal de emergencia, y se llevaba a turistas y habitantes que lo habían perdido todo y abandonaban de la isla.


Tras una noche en Tenerife, volamos a Barcelona. Llegamos a casa el 29, el mismo día que el Gobierno de España declaró a toda la isla como zona catastrófica y anunció importantes ayudas a la reconstrucción.

 

A día de hoy (domingo 3 de octubre), el balance provisional de esta erupción son 1.074 edificaciones afectadas (946 de ellas destruidas por la lava, que cubre un territorio de 390 ha), 31 km de carreteras locales desaparecidas pero, por suerte, ninguna persona fallecida ni tan siquiera herida. 


La fajana, la superficie de mar que de manera progresiva va ocupando la lava, ya es de 28 ha y sigue creciendo. El volcán destructor también es creador, tal y como ya sucedió en el pasado en este archipiélago volcánico. En Canarias los volcanes han dado vida, sustrato y suelos fértiles para obtener buenas cosechas. Vivir sobre ellos tiene sus ventajas y sus contrariedades.

 

Un problema adicional es que ahora, tras la marcha de la gran cantidad de profesionales de los medios de comunicación que acudieron la primera semana, las reservas turísticas se han desplomado y un aluvión de cancelaciones por temor al volcán, de turistas que debían acudir en octubre y noviembre ha dejado a los alojamientos y restaurantes con poco trabajo. Al contrario que al inicio, ahora algunas voces reclaman que se fomente la venida de visitantes, en lugar de rehuirlos. Nadie sabe cuanto tiempo va a durar esto, y la mayor parte de la isla sigue ofreciendo sus atractivos a quien quiera visitarla. ¿Qué opción hay que tomar? ¿Acoger a visitantes y seguir trabajando, o rehuirlos y no trabajar?

 

Desde Barcelona nosotros seguimos enganchados a la TV Canaria, viendo la evolución de la situación. Ojalá la virulencia de la erupción remita pronto y la población local pueda recuperar progresivamente sus vidas. Su futuro es ahora muy incierto, pero ya se habla de la futura declaración de un geoparque que podría ser un buen atractivo, o de convertir este terreno ganado al mar en nuevos cultivos de plataneras, como ya se hizo en parte tras la erupción del volcán Teneguía en los años 70. 


Vamos a ver cómo evoluciona esta compleja situación que nos está demostrando que, por más que el ser humano parezca que domina este planeta, la naturaleza puede expulsarle en cualquier momento sin posibilidad alguna de reacción.


- - -


Si quieres ver una selección del trabajo fotográfico que realizamos en la isla,

mira esta GALERÍA WEB.




De madrugada, un grupo de caballos está frente al volcán, La Palma, 22 septiembre 2021
Canon EOS R5 a ISO 800, RF 24-105mm F4L IS, trípode Benro Mach3

@ Oriol Alamany


AYUDAS A LA POBLACIÓN

Las personas afectadas, que están desplazadas a casa de parientes o amigos, a hoteles, a
alojamientos o en polideportivos, ya no necesitan más donaciones de comida, ropa u otros elementos. Ahora necesitan dinero para poder reconstruir sus vidas. Han aparecido multitud de sitios para hacer donaciones, pero recomiendo hacerlo en los sitios oficiales y fiables. Cualquier aportación es bienvenida.










15/9/21

CANON PRO MASTER



Fotografiando pingüinos rey con la Canon EOS 5D-IV en la isla sub-antártica de South Georgia, un paraje donde el frío y la humedad supone un riguroso test para cualquier equipo fotográfico, 2017.

Hoy escribo esta breve entrada para explicar que he aceptado la invitación de Canon España para formar parte de su programa de fotógrafos Canon Pro Master

Los Pro Master son un grupo de reconocidos fotógrafos, expertos en sus respectivas disciplinas (deportes, fotoperiodismo, naturaleza, bodas...), que colaboramos en las publicaciones y redes sociales de Canon con imágenes y ejemplos de cómo usamos su material, a la vez que aportamos nuestros conocimientos y les trasladamos nuestras necesidades para ayudar en el desarrollo de nuevos equipos y firmwares, en base a nuestra experiencia de trabajo diaria.

Por su parte, Canon difunde nuestros trabajos, nos aporta formación especializada, y nos da facilidades para los préstamos o compras de equipo. De esta colaboración entre fotógrafos Pro Master y Canon se benefician, en última instancia, todos los usuarios de la marca.



Buscando tigres en la jungla de la India con un 500 mm y la EOS-1D Mark IV. Frío, polvo a mansalva y traqueteos sin cesar, 2011.

41 AÑOS CON CANON

Soy usuario de Canon desde que, en el año 1980, compré una cámara A1 de su sistema FD, en la ya desaparecida tienda Salvador Serra de Barcelona. A lo largo de cuatro décadas le siguieron unas cuantas cámaras más: Del sistema FD: dos de las revolucionarias T90 (la primera me la robaron junto a aquella A1) y una AE-1P. Ya en el sistema de enfoque automático EF tuve una EOS-1n y la inolvidable EOS 3. En EF digital los modelos se suceden más rápido y he usado EOS 1D-II, 1Ds-II, 400D, 1D-IV, 5D-III y mi querida 5D-IV, con la que he realizado mis reportajes estos últimos años. Y ahora acabo de dar el salto al sistema RF mirrorless, con la compra de una EOS R5 que, de momento, compaginaré con objetivos EF y la 5D-IV.

Ha sido una prolongada relación con los productos Canon y eso me ha aportado un amplio conocimiento sobre ellos. Y soy sincero al decir que, con sus más y sus menos, siempre me he sentido cómodo creando imágenes y reportajes con ellos (aunque también he tenido cámaras Bronica, Fujifilm, Konica-Minolta y Olympus). Mis probaturas de estos últimos años usando equipos de otras marcas, de cara a una posible migración a un sistema mirrorless, me han llevado a la conclusión de que trabajo mucho más intuitivamente con las Canon. Y que la calidad obtenida con sus sensores Full Frame es la más ajustada a mis necesidades. Al no cambiar de marca, la migración al nuevo sistema sin espejo es mucho menos traumática, pudiendo reutilizar la totalidad de mis ópticas EF.



Fotografiando orquídeas mediterráneas con mi primera Canon A1, un FD 100mm F4 Macro y algo más de pelo, 1983.

Los que seguís este blog sabéis que he publicado innumerables artículos y pruebas sobre cámaras y objetivos de diversas marcas, intentando ser siempre justo, honesto, a la vez que crítico en mis opiniones. Aunque a partir de ahora tendré una relación más estrecha con Canon, no quiero que esto cambie y seguiré por ese camino. Contándoos sus virtudes y, cuando se tercie, también sus defectos o aspectos mejorables, para que la realización de imágenes sea cada vez más fácil e intuitiva, olvidándonos un poquito de tanta técnica y concentrándonos en la parte creativa.

Un saludo, y seguid disfrutando de la fotografía.



El proyecto más arriesgado y duro, tanto para mí, como para mi equipo: tres años fotografiando al leopardo de las nieves en el Himalaya, en pleno invierno, 2017.













12/7/21

PRODUCCIÓN DEL LIBRO CONMEMORATIVO 25 AÑOS DE NATURALEA




En abril de 2020, cuando todos estábamos confinados en nuestros hogares debido a la pandemia de la Covid-19, la empresa Naturalea me contactó para la realización de un libro con motivo de su 25 aniversario. El objetivo de la obra debía ser divulgar algunos de los proyectos desarrollados y las innovadoras técnicas utilizadas para ello.

NATURALEA está especializada en la restauración del paisaje, y es pionera en el diseño y la ejecución de técnicas de bioingeniería. Con una experiencia de 25 años y con más de un millar de proyectos desarrollados, sus ámbitos de trabajo son la restauración de espacios fluviales, la creación de zonas húmedas, construcción de sistemas de depuración natural, re-vegetación de charcas y lagunas, tratamiento de taludes, restauración ambiental de zonas degradadas, restauración de caminos y senderos, etc.


DESARROLLO DEL PROYECTO EDITORIAL

En este proyecto editorial me he encargado, en primer lugar y como fotógrafo, de la realización de todas las fotografías que ilustran las obras realizadas, así como las plantas y animales que en ellas habitan. Y por otra parte, dada la experiencia de mi empresa en el mundo editorial y del diseño gráfico, también hemos coordinado y supervisado toda la producción. Para ello escogí a dos empresas reconocidas de ese sector: LKC para el diseño editorial (recientemente galardonada con dos premios Laus de diseño), y Nova Era Publications, empresa de Artes Gráficas de reconocida calidad, para realizar los trabajos de impresión offset y encuadernación.

La primera fase, la de obtención de las fotografías, se desarrolló de mayo a septiembre de 2020. Aquella primavera, con casi toda la población del país confinada en sus hogares y las abundantes lluvias, la naturaleza estaba exuberante y fue un respiro poder salir al campo a fotografiar los proyectos de Naturalea.

Mayo 2020, Eulàlia Vicens (de Oriol Alamany-Imágenes Vivas) y Albert Sorolla (de Naturalea), durante una salida de trabajo para ilustrar el libro, en el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i Serra de l'Obac.


Con las fotografías ya realizadas, y mientras yo me enfrasqué en el proceso de selección y postproducción de todas esas imágenes, en octubre de 2020 empezaron los trabajos de redacción por parte de Albert Sorolla y el equipo de Naturalea, así como los trabajos de diseño gráfico y maquetación por parte de LKC.

Tras numerosos ajustes y correcciones (todos los implicados eramos perfeccionistas), el libro entró en imprenta para elaborar sus dos ediciones (una en idioma catalán e inglés, y otra en español e inglés),  que ahora acaban de salir al mercado.











El libro podrá adquirirse a través de la empresa Naturalea (Peticiones a su e-mail info@naturalea.eu) y también en Oryx, la tienda del amante de la naturaleza.


Libro "Conservació de la natura, L'experiencia de 25 anys treballant per a la millora del paisatge.
Un proyecto editorial de NATURALEA

Textos: Albert Sorolla, con la colaboración de Bet Mota, Inma Rueda i Gina Sorolla, Oriol Alamany.
Fotografías y coordinación editorial: Oriol Alamany
Diseño editorial: LKC Barcelona

Ediciones: Catalán+ Inglés. Castellano + Inglés.
Formato: 24 x 24 cm.
Páginas: 168, en papel estucado mate de 170 gr.
Impresión: Offset.

•  •  •

Si necesitas a un equipo profesional para tus proyectos editoriales, no dudes en contactar con nosotros en info@alamany.com



26/5/21

MEDFOTO, EL CONCURSO FOTOGRÁFICO DEL MEDITERRRÁNEO





A lo largo de los años he sido requerido como fotógrafo profesional para ejercer de jurado en buen número de concursos, tanto de España como del extranjero. Y también unas cuantas empresas y asociaciones han requerido mis servicios para organizar certámenes de este tipo. Este es el caso ahora con MEDFOTO, donde colaboro en la organización, y donde también formo parte del jurado.

MEDFOTO es un certámen fotográfico de nueva creación, el primer concurso internacional de fotografía que trata exclusivamente del mar Mediterráneo y de las personas que con él se relacionan.

MEDFOTO nace del compromiso del Club Nàutic l'Escala y Alive Fund de trabajar conjuntamente con el objetivo de difundir los valores ambientales y humanos del mar Mediterráneo. Su intención es poner en valor la relación entre el paisaje, la flora y la fauna salvaje, con las personas que se relacionan con el medio marino, ya sea por profesión como por deporte.





El concurso repartirá cerca de 4.000 euros en metálico en premios. Podéis presentar hasta 15 fotografías, hasta el día 31 de mayo de 2021. Las categorías del concurso son: Paisaje, Vida salvaje, Deportes, Oficios del mar, Subacuática, Conservación, y una categoría especial para presentar fotografías realizadas con un teléfono móvil.


Cuarenta y dos de las fotografías finalistas formarán una exposición pública, que abrirá el 31 de julio en l'Escala, y que posteriormente será itinerante.







Desde aquí os animo a participar en este nuevo reto fotográfico. Si queréis ver más información, podéis visitar la página web del concurso.