9/7/20

CANON DA UN GOLPE SOBRE LA MESA CON LAS CANON EOS R5 y R6



"Dar un golpe sobre la mesa":  Hacer o decir algo contundente para hacerse ver y respetar. Llevar a cabo una acción contundente para desmarcarte de tus rivales, en sentido positivo. 


• • •


Tras jugar con nosotros al gato y el ratón durante cinco meses que se me han hecho muy largos (¡aunque quizás la pandemia de Covid-19 haya tenido algo que ver con ello!), Canon ha presentado este 9 de julio sus nuevas EOS R5 y R6. Según sus especificaciones son una pareja de cámaras espectaculares, una valiente apuesta de la marca por afianzar su sistema mirrorless Full Frame RF que inició hace menos de dos años, en otoño de 2018.

Tras las primeras filtraciones de su existencia en los portales web de rumorología fotográfica a finales de 2019, en febrero de 2020 Canon confirmó de manera oficial el desarrollo y primeras características de la R5. Y desde entonces la marca ha ido dando algunas informaciones puntuales para suscitar interés en el público. Una campaña de marketing muy metódica que a lo largo de la primavera ha provocado que se hablara mucho de ella en los foros de fotografía. 

En cambio Canon no había soltado prenda sobre su compañera R6, una cámara aparentemente más sencilla, pero que me ha sorprendido agradablemente porque por algo más de la mitad de precio, ofrece la mayor parte de las funcionalidades de su hermana mayor, una velocidad de disparo de vértigo y además lleva un sensor basado en el modelo tope de gama EOS-1 DX Mark III. Personal de Canon afirma que la R6 no puede asociarse a que sea una sustituta de la más simple réflex EOS 6D-II, si no que se encuentra en un nivel superior, más al estilo de la 7D Mk II, aunque sin el formato APS-C.

Yo ni he visto las cámaras ni mucho menos he podido probarlas, así que en este primer artículo (que espero tenga su continuación), simplemente os comento mis opiniones personales sobre algunas de las funciones que se han hecho públicas de manera oficial.

PD (20 julio 2020): Posteriormente al anuncio oficial y publicar este artículo, he podido ver una R5).




CANON SE TOMA EN SERIO SU FUTURO MIRRORLESS


La serie R mirrorless de Canon ya cuenta con una cámara de nivel profesional, rápida y de alta resolución.


Tras sus pinitos en los sistemas sin espejo con la serie M de formato APS-C (que ha suscitado mucho menos interés del que se merecía, ver mi prueba sobre la M5), en 2018 Canon entró tarde en el mercado mirrorless Full Frame. Fue con la Canon EOS R (Ver mi prueba sobre la EOS R), una versión sin espejo y algo simplificada de su réflex 5D Mark IV, y unos pocos objetivos de la nueva serie RF. A los pocos meses le siguió la EOS RP, una cámara más básica orientada al gran público y luego algunos objetivos RF más. Ese lanzamiento coincidió en el tiempo con el del sistema sin espejo Full Frame Nikon Z. 

Esta múltiple presentación de hoy de dos cuerpos de cámara, cuatro objetivos RF, dos teleconvertidores y diversos accesorios sitúa ya al sistema RF en su mayoría de edad.



Canon EOS R5, vista superior con mandos casi idénticos a la EOS R original.




Canon EOS R6, el cambio más visible respecto a la R5 es la sustitución del panel LCD informativo e iluminable, por un simple dial de modos.



CARACTERÍSTICAS DESTACADAS DE LAS CANON EOS R5 y R6




Cámaras híbridas para fotografía/video de gama profesional/aficionado avanzado basadas en un sistema de visión sin espejo. 
Canon vuelve a los orígenes de la familia EOS 5 ofreciendo unas cámaras que resultan igual de interesantes para los fotógrafos que para los videógrafos. Los modelos de la serie 5D son los más usados por los profesionales (cada año copan la mayoría de premios de fotoperiodismo del World Press Photo, por ejemplo), estando restringido el uso de los modelos superiores 1DX a los profesionales de la fotografía de acción pura, como deportes o fauna salvaje. Yo personalmente hace unos años que abandoné la serie 1D debido al menor peso y volumen, menor precio y la mayor resolución de los archivos de las 5D.


• Menor peso y tamaño respecto a las réflex equivalentes.
A título comparativo, la réflex EOS 5D-IV pesa 890 gr con batería y es bastante más grande que las dos novedades. La R5 pesa 738 gr con batería y tarjeta, un 17% más ligera. La R6 pesa 680 gr con batería y tarjeta, un 23% de ahorro de peso. 


Comparativa de tamaños y pesos: Canon EOS 5D-IV (réflex, 2016), R5 (mirrorless, 2020), R6 (mirrorless, 2020) y 1DX-III (réflex, 2019).



Sensor de captación de imagen de tamaño completo (Full Frame) de nuevo diseño y 45 MP de resolución (R5).
Mientras las EOS R y RP reutilizaron los sensores podríamos decir que "antiguos" de la 5D-IV y de la 6D-II, la R5 es la primera R con un sensor de nueva creación, absolutamente inédito. Queda pendiente comprobar su calidad de imagen y si aporta mejoras en el rango dinámico o el ruido a sensibilidades elevadas, pero doy por sentado que así debe ser. 

A mí personalmente el aumento de los 30,1 MP de la réflex 5D-IV a los 45,0 MP de la R5 no me atrae de manera especial. Yo habría preferido mantener los mismos 30 MP invirtiendo todo el progreso tecnológico de estos últimos años en afinar su ruido y rango dinámico. Pero ya sabemos que parte del público y algunos ingenieros están un poco objecados con eso de la resolución.

Así que habrá que comprar tarjetas de memoria más rápidas y de mayor capacidad (La R5 necesita las nuevas CF Express para explotar todas sus capacidades), más discos duros para almacenamiento y quizás otro ordenador más rápido o contratar una fibra óptica más veloz para mandar las fotografías  a agencias y clientes. Y también invertir en objetivos capaces de ofrecer todo el detalle a esos exigentes 45 MP. 

Y si no, siempre estará la R6 cuyo sensor tiene "tan sólo" 20,1 MP y que parece ser casi el mismo que lleva la joya de la corona, la EOS-1 DX Mark III, lo cual es bastante inaudito. Esa cámara es un mejor opción que la R5 si uno se dedica a la fotografía en interiores, con poca luz, nocturna o de acción a altas sensibilidades ISO.


Sistema de estabilización de vibraciones (IBIS, In Body Image Stabilization) incorporado en la cámara, por primera vez en una cámara Canon de objetivos intercambiables (R5 y R6).
A mi entender esta es una de las novedades más interesantes para los usuarios de Canon. Otras marcas lo ofrecen hace años, lo sé, pero Canon siempre había sido reacio a ello argumentando que era mejor la estabilización IS dentro de los objetivos. Pero claro, no todos sus objetivos tenían IS.

Por una parte los objetivos RF que no tienen estabilización de imagen (como el 50mm F1.2L o el 28-70 F2L), ahora dispondrán de ella. También pasarán a ser estabilizados los objetivos EF sin IS, que son unos cuantos. E incluso objetivos manuales de otras marcas y de la antigua serie FD, como mi FD 300mm F2.8L que lleva años en un armario ya que no podía montarlo en la montura EF. Pero mediante un sencillo adaptador ahora sí que podría en estas cámaras ¡y además estabilizado! 

Canon dice que su IBIS ofrece unos 5 pasos de estabilización en cámara. Pero además, en todos los objetivos RF y también los EF que disponen de IS eso se combinará con el de la cámara, al estilo de lo que hace el Sync IS de Olympus desde 2016, para lograr disparos aún más estables, en torno a unos 6-8 pasos dependiendo de la óptica. Falta ver si esta característica de IS combinado funcionará en las ópticas EF, aspecto que desconozco. Ojalá así sea. ¿Podremos disparar un teleobjetivo de 500 mm con IS a 1/5 de segundo a mano alzada?



• Sistema de enfoque automático Dual Pixel CMOS AF II que usa la AI (Inteligencia artificial) para detectar caras y ojos, incluso de animales y de pájaros (R5 y R6).
Canon asegura que el sistema AF con nada menos que 5.940 puntos seleccionables es el más instantáneo del mundo en el momento actual, con una sensibilidad muy elevada para enfocar con poca luz (EV -6  la R5 o -6,5 la R6). Y es capaz de enfocar con ópticas de luminosidad máxima F22 (por ejemplo, con los nuevos teleobjetivos plegables supercompactos 600 y 800 mm F11 DO STM con teleconvertidor 2x).

El Advanced Animal AF es uno de los aspectos que más ganas tengo de comprobar cómo funciona, ya que puede ser una mejora vital para la fotografía de vida salvaje. Teóricamente es capaz de reconocer y mantener el punto de enfoque no sólo los ojos de una persona, si no también en la cara o cuerpo de los animales cuando los ojos no están a la vista. Ambas cámaras comparten parecido aunque no idéntico sistema AF, ya que sus sensores son distintos.


Ráfagas de 12 fotos por segundo con obturador mecánico y hasta 20 fotos por segundo con obturador electrónico silencioso (R5 y R6).
Otra característica de enorme interés para los fotógrafos de animales es el disparador silencioso, que es tremendamente útil para la fotografía desde escondites. El aumento de las 7 fps en la réflex 5D-IV a los 12 fps mecánicos en ambas cámaras es más que notable; lo de los 20 fps no sé si lo usaría mucho, pero puede ser útil de manera puntual. Ambas cámaras son modelos ultrarrápidos. 


Ergonomía híbrida entre la pionera Canon EOS R y las réflex profesionales 5D (R5 y R6).
Desaparece la poco exitosa barra programable M-Fn de la EOS R y recuperamos los clásicos pero indispensables joystick y dial trasero. La falta de estos dos elementos eran la razón por la cual yo jamás compré una EOS R. Si contamos el dial de los objetivos RF, ahora hay un total de cuatro diales para programar distintas funciones.

También incorporan la pantalla LCD abatible, tan útil para fotografía macro o a ras del suelo.


Ranura para dos tarjetas de memoria: CF Express y SD-UHS II (R5). 
Las tarjetas CF Express son caras, pero es lo que necesita la R5 para absorber esas 20 fotos de 45 MP por segundo o el video 8K. Quienes no fotografíen acción, pueden pasar perfectamente con una barata SD de toda la vida. En la R6 ambas ranuras son SD ya que tanto sus fotografías como sus videos son de menor resolución.




Inusitadas funciones en modo video que superan las de cualquier cámara de fotos del momento, incluyendo grabación en formato 8K, 4K y Full HD sin factor de recorte (R5).
No voy a entrar en detalle en el tema video, aunque es donde ambas cámaras parecen subir más el listón. 

La R5 es la primera cámara fotográfica del mundo que graba en video 10 bit 4:2:2 hasta 8K en formato RAW, 4K a cámara superlenta de 120 fps, y tiene multitud de opciones de formatos y métodos de grabación. Y todo ello sin factor de recorte como nos tenía acostumbrados Canon hasta ahora. Ambas ofrecen Canon Log de origen (no hay que pagar para ello como con mi 5D-IV).

La R6 no ofrece el 8K, ni los 120 fps en 4K, ni el video Raw, pero sigue siendo una muy buena cámara de video 4K (hasta 60 fotogramas) y FullHD (hasta 120 fotogramas), superando con ello a la actual 5D-IV.

A pesar de que se da como muy buena noticia que no hay factor de recorte al grabar video, lo cierto es que a mí me gusta que existe la opción de grabar con un crop de formato 1,6x. Eso es excelente para grabar imágenes de fauna salvaje esquiva.


----------------------------------------------------------------------------------------

PD (19 julio 2020):
Cuando Canon anunció en febrero que la R5 sería capaz de grabar en formato 8K, algo que hasta ahora ninguna otra cámara fotográfica del mundo es capaz de hacer, muchos no se lo creyeron y criticaron que seguro que sería un truco, sólo haría timelapses a esta resolución o incluso que no grabaría a 30 fps, si no a menos. 

Ahora que se ha confirmado que sí que lo hace, ahora el drama para los youtubers es que la R5 puede calentarse al grabar planos de video muy largos en 8K a 25/30 fps, o en 4k a 120 fps, debido a la tremenda cantidad de datos a procesar y grabar. 

Entiendo que esto pueda ser un problema para ciertos usuarios profesionales que requieran mucho esas funciones en concreto, ya que su utilización queda limitada a 15 o 20 minutos sin parar. Pero un profesional que necesite de forma habitual esas dos características lo que hace es comprarse una cámara de video 8K como Dios manda, no una cámara de fotos. Ningún aficionado debería comprarse la R5 "porqué graba en 8K".

Estoy de acuerdo en que es una lástima que existan unos límites debido al calentamiento, pero yo pienso que entre no disponer de estas características (como sucede con el resto de cámaras del mercado, que evidentemente no se calientan porque no son capaces de grabar en esos formatos), o bien poder utilizarlas aunque algo limitadas de duración, prefiero esta segunda opción. Al fin y al cabo, el 99% de mis planos de video no pasan de los 15-30 segundos y en la vida he grabado uno que supere el minuto. 

Y si alguien quiere grabar media hora de una entrevista, por ejemplo, lo puede hacer a 4K sin problema. Por cierto, un plano de 20 minutos seguidos en formato 8K, aunque la cámara no se calentara, ocupa tanta memoria debido a la inmensidad de datos que representa que sería inviable.

PD (27 julio 2020): Algunas pruebas iniciales publicadas en internet realizadas con cámaras Beta muestran que este problema de calentamiento en modo video es real, tanto en la R5 como también en la R6 y en algunos casos impiden trabajar con las cámaras en tiempos de grabación más breves que los especificados por Canon. Esto es un problema serio para quienes quieran utilizar esta cámara principalmente para video ¿Quizás Canon pueda paliarlo en parte mediante alguna actualización de firmware? Complicado, ya que parece ser más una cuestión de hardware que de software. Vamos a ver cómo evoluciona este tema y si también se da o no en las cámaras definitivas que se pondrán a la venta.

----------------------------------------------------------------------------------------


• Botón disparador directo para grabación de video (R5 y R6).
Una ventaja ergonómica respecto a las réflex que usan el botón trasero del LiveView que ya tenía la EOS R original.


• Interruptor On-Off mejorado (R5 y R6).
Una de mis críticas a la EOS R. Mirando la cámara por detrás resultaba imposible saber si estaba encendida o apagada (Ver mi prueba sobre la EOS R).


• Botón AF-ON trasero mejor situado que en la EOS R (R5 y R6).
Este botón vuelve a su posición original en las réflex tras haberlo trasladado al borde la la cámara con la EOS R, lo que hacía difícil su operación con el dedo pulgar.


Micrófono para notas (R5).
Este micrófono para tomar notas de voz lo había usado alguna vez en mis EOS-1 para recordar el nombre de una calle o pueblo al hacer una fotografía. Pero lo usé muy poco, la verdad. Jamás ha estado en ninguna EOS 5. Es un pequeño detalle que me hace pensar que esta R5 es "casi" la EOS 1R, la hiperprofesional más alta de gama. Con la reciente aparición de la EOS-1 DX Mark III y de esta R5, creo que aún tardaremos uno o incluso dos años en ver una EOS-1R, hasta que no pueda ofrecer funciones mucho más elevadas que justifiquen su aparición.


También hay cosas que echo en falta.
Por ejemplo el botón para cambio rápido de modos de enfoque de la 7D-II y 5D-IV. Una pena, porque yo lo uso mucho en mi 5D IV. Supongo que podrá programarse en el botoncito frontal M-Fn, que es donde lo tenía puesto en mis antiguas EOS-1, o en alguno de los otros botones de la cámara.

También esperaba encontrarme con dos funciones que incorporan unas cuantas mirrorless de otras marcas: En primer lugar el Disparo de Alta Resolución mediante la tecnología que se llama pixel-shift. A la R5 y sus 45 MP no le hace mucha falta, pero sería un complemento ideal para hacer paisaje o foto de estudio con los mas ajustados 20 MP de la R6. 

La otra función que como fotógrafo de fauna envidio es el ProCapture estilo Olympus y Panasonic: Si está activado, en el momento que aprietas el disparador la cámara graba en la tarjeta una veintena de fotos anteriores a ese instante, permitiendo capturar acciones imprevistas. Ojalá un futuro firmware de Canon permitiera esto.



PRECIOS Y COMERCIALIZACIÓN



R5 y R6 ofrecen muchas otras características que alargarían demasiado este primer artículo. De momento lo dejamos aquí, a la espera de que pueda conseguir el préstamo de una R5 para poder daros mis impresiones y hacer una comparativa con mi actual cámara réflex 5D IV.

La R5 se anuncia por unos 4.600 € y la R6 por unos 2.800 €. La primera llegará al mercado a finales de julio y la segunda a finales de agosto. Ahora mismo el precio de la R5 lo encuentro elevado, pero es probable que en unos meses, superada la demanda inicial, baje algo y vayan apareciendo ofertas que la hagan algo más asequible. 

A título comparativo, otras mirrorless Full Frame comparables en características como las Sony A9-II y la mucho más similar Sony A7R IV, cuestan hoy en día 5.275 € y 3.950 €, pero aparecieron hace un año y ya han bajando algo de precio. La Panasonic Lumix DC-S1R cuesta ahora 3.515 € tras un año y medio en las tiendas. Y la Nikon Z7 cuesta 3.300 €, aunque esta ya lleva dos años en el mercado y su precio ha bajado bastante.

Su antecesora la réflex Canon EOS-5D IV empezó su carrera a unos 4.100 € y enseguida bajó de precio. Tras cuatro años hoy en día está de oferta a precios muy rebajados, en torno a los 2.500 €.




La EOS R6 con el zoom RF 24-105 F4-7.1 IS STM es una opción pequeña y ligera adecuada para la fotografía de viajes.


DIFERENCIAS ENTRE R5 y R6

Sorprende la notable diferencia de precio de estas dos cámaras (1.900 € más), a primera vista muy similares en sus prestaciones. LAs diferencias que de momento he localizado son:

•  La R5 tiene el cuerpo de aleación de magnesio algo más sellado, en lugar del de policarbonato de la R6 (aunque esta usa una estructura interna de magnesio).

• El sensor de imagen es de mucha mayor resolución (45 MP en lugar de 20 MP.)

• El visor también es de mayor resolución (5,76 MP contra 3,69 MP).

•  La pantalla LCD trasera es algo más grande y de mayor resolución  (8 cm con 2,1 MP contra 7,5 cm con 1,62 MP).

• Dispone de un panel LCD iluminado en la parte superior, en lugar de un simple dial de modos.

•  Usa dos tarjetas CFExpress y SD, contra dos SD.

•  Graba video en 8K Raw y 4K a 120 fps, y usa codecs de compresión All-I de mayor calidad, contra 4K a 60 fps en IPB la R6 (¡nada despreciable!).

• La R5 graba video sin recorte, mientras que la R6 tiene un mínimo recorte de 1,07x.

•  Buffer de 180 Raw de 45 MP, contra 240 Raws de 20 MP la R6.

•  La toma de disparador de la R5 es la profesional N3 y la R6 el clásico jack 3,5.

•  La R5 tiene toma para flash manual o de estudio.

•  Su Wi-Fi es más rápida (5GHz contra 2,4 GHZ).

•  El obturador está probado hasta 500.000 disparos ,contra 300.000 de la R6.

•  El precio es de unos 4.600 €, contra 2.800 € la R6.

Seguramente que hay otras diferencias que se irán desvelando en los próximos días. Básicamente la R5 es una cámara que se basa en la elevada resolución de su sensor y mayor resistencia, mientras que la R6 se orienta más a la fotografía y video con muy poca luz. Pero ambas son cámaras de gama elevada adecuadas para profesionales o aficionados exigentes.


LA GUERRA ESTÁ DECLARADA

Líderes en el sector de las cámaras réflex durante décadas, a Canon y Nikon les costó aceptar que el futuro de los equipos fotográficos fueran los sistemas mirrorless. No es que ambas marcas no comercializaran sistemas sin espejo: tanto Canon con su sistema M (2012) como Nikon con su Nikon 1 (2011) lo intentaron pero le pusieron pocas ganas. El sistema Nikon 1 ya desapareció por completo en 2018 y el Canon M es un sistema en el que deberían producir más y mejores ópticas.

Panasonic (2008), Olympus (2009), Sony (2010) y Fujifilm (2012) llevan años de ventaja en el mercado mirrorless y les han arañado buen número de usuarios. Por eso ahora Canon da este golpe sobre la mesa para intentar reposicionarse en lo más alto. 

Antes, cuando yo impartía un taller o viaje fotográfico, la práctica totalidad de asistentes venían con cámaras Canon y Nikon. Ahora suelen seguir dominando las Canon, pero también veo Olympus, Nikon, Sony y alguna Fujifilm. El bipartidismo terminó ya hace tiempo. Fujifilm lanzó hace poco sus XT-4 y X-T200, Panasonic sus DC-S1, Canon estas nuevas R5 y R6, Nikon ya anuncia una renovación con las Z7s y Z6s, Sony piensa responder pronto con una nueva A7-III... La guerra está declarada y la competencia sólo hará que beneficiar a los fotógrafos. 

¡Pero cuidado!, aunque yo soy el primero que me entusiasmo con los avances tecnológicos, deberemos vigilar nuestros bolsillos y no dejarnos arrastrar por nuestra alocada mente: no es necesario lanzarse a comprar todo lo que nos ofrecen los fabricantes. Al final, lo más importante es dedicarse a crear fotografías y para eso cualquier cámara sirve.




----------------------------------------------------------------------------------------


PD (20 julio 2020):




Por una circunstancia imprevista (y de total sorpresa para mí), hoy he podido ver durante un rato una EOS R5 "Sample" (un ejemplar no definitivo). En Foto K disponían durante el fin de semana de una cámara de test y querían comprobar su funcionamiento con los grandes teleobjetivos EF y el adaptador EF-RF. No disponían de ninguno y por eso me han pedido mi EF 500 mm F4L IS II. Por ello les he acompañado a hacer sus pruebas y ello me ha permitido hacer algunas fotos con ese "sample" no definitivo.

La sensación ha sido muy buena. El tamaño es bastante más pequeña que mi réflex 5D-IV, tiene un muy buen visor electrónico (sin parpadeos negros al disparar en ráfaga), y el AF es rápido y sorprende cómo se pega a las caras de las personas y aves y no las suelta aunque la visión se interrumpa tras troncos de árboles o vegetación. 

Lo poco que he podido probar me ha parecido un buen salto hacia adelante respecto a las EOS R y 5D-IV. Para fotografía de fauna salvaje ofrece un sinfín de mejoras, además del Advanced Animal AF, que es de una efectividad realmente sorprendente, y del disparo silencioso. De hecho su disparo mecánico ya es muy suave y agradable.

A ver cuándo puedo probar una a consciencia, ajustándomela a mi gusto, y hacer fotos con ella.

No puedo publicar opiniones sobre la calidad de imagen por tratarse de un ejemplar Beta y las limitaciones impuestas por la marca.

----------------------------------------------------------------------------------------

7 comentarios:

  1. Buen resumen Oriol, ahora mismo y por lo que se, me quedaria con una R6 si esta tuviera el cuerpo sellado como nuestras 5D, algo que valoro como imprescindible para situaciones extremas como las que vivimos en algunas sesiones, el dia que nos las presentaron quedó claro que hay bastante diferencia de sellado entre una y otra... También valoro no tener que usar las CFast de momento y 45 Mp me parecen muchos teniendo en cuenta que no suelo recortar mis imagenes por regla general (no tener que cambiar ordenador facilita que se pueda adquirir uno de estos maquinones a fecha de hoy) ;-)

    ResponderEliminar
  2. Hola Pere, encantado de verte por aquí, ¡respondiendo en un blog como hace años! :-)
    Yo no he tenido la fortuna de ver ninguna presentación real, por lo que mis opiniones las he hecho sobre puros datos que reunido estos días. En el anuncio indican que ambas son selladas contra la intemperie, pero no sabía de esa diferencia. Supongo que al no ser el cuerpo de magnesio alguna diferencia debe haber. Pero yo he usado cámaras nada selladas en ambientes muy hostiles sin demasiados problemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La presentación fue virtual por el coronavirus o sea que no la he podido tocar todavia, en las especificaciones si que destaca a la R5 como resistente a todas las inclemencias pero no en la R6, aunque el chasis sea del mismo material, la parte exterior no lo es. Como pensé en su dia, me hubiera gustado una R5,5 pero esa seguro que no saldrá ni la 5D MKV. Habrá que esperar a poder comprobar sus bondades en el campo.

      Eliminar
    2. Si, yo cada vez tengo más dudas de que vaya a existir una 5D Mark V.

      Eliminar
  3. Gracias Oriol por este primer desgarramiento de estas 2 cámaras. Actualmente mi 7D me esta pidiendo un cambio y la R6 creo que va a ser una buena opción. A ver si leo más opiniones y pruebas para acabar de decidirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, cada día que pasa veo a la R6 como una mejor opción para la mayoría de público.

      Eliminar