24/8/08

• Annapurna Trek: En busca de la Amapola Azul



Amapola azul del Himalaya (Meconopsis horridula) bajo la lluvia
a 4480 metros de altitud, Nepal
Canon EOS-1 Ds Mark II a ISO 200, 70-200 mm f/2.8L IS, trípode
© Oriol Alamany

CAPÍTULO 3: FLORA DEL HIMALAYA

Nepal alberga unas 7000 especies de plantas vasculares 246 de ellas endémicas, y actualmente existe un proyecto para la elaboración de un catálogo de su rica flora. La cordillera del Himalaya al completo está considerada uno de los 34 Biodiversity Hotspots del planeta. Como ya comenté en el primer post introductorio sobre nuestra reciente estancia en el macizo montañoso más alto del planeta, el principal objetivo de la expedición era localizar y fotografiar ciertas especies de flora de alta montaña, poniendo un énfasis muy especial en la Amapola azul del Himalaya (Meconopsis horridula). 

De las diversas especies de amapolas azules, M. horridula es la que vive a mayor altitud. Florece durante los monzones y nosotros observamos ejemplares del 15 al 18 de julio entre aproximadamente los 4300 y los 5100 metros. Sus flores tienen un diámetro de entre 4 y 6 centímetros, con pétalos de un color azul translúcido difícil de describir. ¡Y también de plasmar en fotografía! Como si su remota situación no fuera suficiente, cada vez que encontramos algún ejemplar adecuado para fotografiar, empezaba a lloviznar para dificultar aún más nuestra labor. 

Amapola azul (Meconopsis bella) a 4600 metros de altitud, Nepal
Canon EOS-1 Ds Mark II a ISO 400, 70-200 mm f/2.8L IS
© Oriol Alamany

La otra especie de amapola que pudimos fotografiar fue Meconopsis bella, algo más común, pero sin la inusual coloración de la especie anterior.

Lirio del Nepal (Lilium nepalense) a 2800 m, Nepal
Canon EOS-1 Ds Mark II a ISO 400, 70-200 mm f/2.8L IS
© Oriol Alamany

Otras de las flores más buscadas fueron las orquídeas y el espectacular Lirio del Nepal, que florece en los bosques de montaña, en zonas menos elevadas que las amapolas azules. La floración más sorprendente, sin embargo la encontramos entre los 4000 y los 5000 metros de altitud, con numerosas e interesantes especies de plantas alpinas de los géneros  AndrosaceDelphiniumCorydalisPotentillaPrimula o Saxifraga, entre otros.

Lamentablemente, a estas altitudes el trabajo del fotógrafo es complicado por la dificultad de la travesía y las inclemencias climatológicas: no hay mucho tiempo para entretenerse ya que algunas de las etapas son largas, cualquier esfuerzo fuera de lo imprescindible a grandes altitudes te hace resoplar de lo lindo, y las lloviznas son frecuentes. Por otra parte, en los húmedos bosques de montaña de las zonas a menor altitud abundan las sanguijuelas. Cualquier intento de salirse del camino y penetrar en la vegetación, o estirarse en el suelo con un trípode, acaba con alguno de estos parásitos trepando por nuestras piernas.


Por otra parte, la escasez de luz debido al cielo permanentemente nublado y la brisa que casi siempre mecía las flores, me obligó a utilizar velocidades de obturador algo elevadas, por lo que tuve que recurrir a sensibilidades de 200 o 400 ISO, más altas de las que habitualmente uso al fotografiar flora. Para la fotografía de flores empleé indistintamente cualquiera de las tres ópticas Canon que llevaba: el EF 17-40 mm f/4L para imágenes de la planta en su medio ambiente, el EF 70-200 mm f/2.8L IS para tomas con teleobjetivo (a veces con un tubo de extensión de 25 mm) y mi objetivo ideal para retratar flora: el TS-E 90 mm f/2.8, que permite inclinar el plano de enfoque y así adaptarlo a la forma de la flor.

Androsace selago floreciendo en un canchal a 4950 metros
en la ascensión al puerto de Thorong La, Nepal
Canon EOS-1 Ds Mark II a ISO 200, 17-40 mm f/4L
© Oriol Alamany

Para los aficionados a la fotografía de flora silvestre os recomiendo el libro "Portraits of Himalayan Flowers", del fotógrafo japonés Toshio Yoshida, miembro de la Society of Himalayan Botany. Lo compré en una librería de Kathmandú y contiene magníficos retratos de flores del Himalaya.

La botánica Txell Maymó identificando plantas y tomando notas en su libreta de campo, Nepal
Canon EOS-1 Ds Mark II a ISO 400, TS-E 90 mm f/2.8
© Oriol Alamany

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada