25/7/17

Rompiendo las reglas con el disparo de alta resolución Olympus



Soy un fotógrafo de los que siempre recomiendo leerse el manual de instrucciones de las cámaras que uno se compra, algo que constato que muchas personas no hacen. Y claro, luego no saben cómo acceder a funciones de su equipo o lo utilizan mal. Pero hoy os voy a dar un ejemplo de llevarle la contraria a los manuales, de no hacer caso de las recomendaciones que dan.


Hace unas semanas Olympus España me prestó su cámara de más alta gama, la Olympus OM-D E-M1 Mark II, para poder realizar una prueba durante nuestra Expedición fotográfica a las islas Svalbard 2017. El motivo era darles mi opinión sobre el funcionamiento de su renovado sistema de autoenfoque y redactar un artículo sobre la cámara para este blog. Estos días estoy en pleno proceso de redacción de ese artículo, pero mientras tanto os quiero enseñar algunas imágenes obtenidas jugando con la cámara llevándole la contraria a su manual de instrucciones.





La M1-II incorpora el original Modo de disparo Alta Resolución o Hi Res, un sistema introducido con el anterior modelo Olympus M-5 Mark II (y también presente en algunas cámaras Hasselblad y Pentax) que permite aumentar la resolución de su relativamente pequeño sensor para competir con cámaras de formatos mayores. 


Básicamente consiste en un método para obtener una fotografía a partir de la combinación de una serie de ocho disparos consecutivos en los que su sensor de 20 MP se desplaza medio pixel en cada uno de ellos. Eso es posible gracias al mecanismo de estabilización de imagen en 5 ejes que incorpora Olympus. La cámara ofrece un Jpeg resultante de 50 o 25 MP o bien un Raw de nada menos que 80 MP de tamaño. Digo de tamaño, que no de resolución ya que, cómo comentaré en mi próximo artículo y según mis pruebas, la resolución aumenta bastante en relación a sus 20 MP originales, pero no llega a alcanzar la de un sensor que realmente tuviera 80 MP. Como mucho rondaría los 30 o 40.

Según el manual de la M1-II, para que el Disparo de Alta Resolución funcione correctamente tanto la cámara como el sujeto deben permanecer absolutamente inmóviles durante los ocho disparos. El uso de un trípode resulta obligado para que las tomas puedan encajar de modo perfecto. La versión en la M1-II mejora la incorporada en la M5-II: el proceso es más breve e incorpora un método para que la cámara detecte si alguna parte del sujeto se mueve algo (un torrente, unas hierbas...) y corrija por software ese desencaje.



¿Pero qué sucede si durante el disparo de la secuencia la cámara no permanece quieta, si no que la mueves o sacudes conscientemente? Pues que intenta combinar los ocho disparos y se obtiene una fotografía que recuerda a las obtenidas mediante una exposición múltiple. De todos modos, mi impresión es que en este modo alta resolución la cámara hace algo más que simples exposiciones múltiples, ya que su software intenta combinar las imágenes y, en teoría, disimular durante su procesado las zonas que no encajan. 

Durante una semana en el Pirineo navarro tras el viaje a Svalbard experimenté un poco con las posibilidades de esta técnica creativa no prevista por el fabricante y algunas de las imágenes resultaban sorprendentes.

Habría que probar con motivos idénticos y realizando el mismo movimiento (algo difícil de duplicar) para saber si el resultado es igual con el modo Alta Resolución o con el modo Exposición Múltiple, pero ya devolví la cámara y no dispongo de ella para experimentar con mayor profundidad esta técnica. De momento os dejo aquí algunos resultados que me parecen especialmente interesantes.


(OS RECOMIENDO HACER CLIC SOBRE LAS FOTOGRAFÍAS PARA VERLAS A MAYOR TAMAÑO, Y ASÍ APRECIAR MEJOR EL EFECTO PRODUCIDO).







3 comentarios:

  1. Interesante Oriol, la tecnología y sus aportes no serían nada sin el ojo del que le tuerce la mano a sus mejoras. Olympus debería incluir en su catálogo de uso está herramienta creativa; creative multi shot o algo así. Un saludo austral. RCS

    ResponderEliminar
  2. Són imatges gairebé oníriques. Felicitats, Oriol!

    ResponderEliminar
  3. Felicitats per aquestes magnífiques imatges Oriol, has descobert com anar una mica més enllà del que proposen els fabricants.
    Quant al comentari sobre els que es llegeixen els manuals que fas al principi de l'entrada, seria d'agrair que els fabricants de càmeres dediquessin una mica més de temps a fer més inteligibles els manuals i sobretot a millorar-ne les traduccions. I Olympus trobo que és un dels que haurien de millorar més quant a les traduccions. Hi ha paràgrafs absolutament incomprensibles.

    ResponderEliminar