9/1/17

¿Porqué no me salen buenas fotos?


Amanecer en el Pico La Meije, Alpes, Francia, 1991
Canon T90 formato 135, FD 80-200 mm f:4L, Kodachrome 25 ISO, trípode.
© Oriol Alamany



COSAS QUE SE OYEN

Hoy en día es frecuente leer en las redes sociales, foros de fotografía, o también lo he oído en conversaciones o en algunos de mis cursos o viajes fotográfico, a alguien argumentando que la razón por la cual no hace mejores fotografías es por culpa de las carencias de su cámara. Por poneros unos ejemplos:

- No puedo hacer buenas fotos porque mi Cacon 3D Mark VII tiene un sensor digital de tan sólo 24 MP, por lo que no tiene la resolución ni puedo reencuadrar tanto las fotos para obtener el encuadre deseado, como sí hace mi amigo Luis con su Papasonic de 50 MP.


- No puedo hacer buenas fotos porque el enfoque automático de mi Cacon 3D Mark VII no es tan fulgurante como el de la Nifor D69 de mi compañero de piso y se me escasa alguna que otra gaviota.


- No puedo hacer buenas fotos porque a ISO 6400 mi Cacon 3D Mark VII da medio punto más de ruido que la Sopy A777 de mi primo Pepe.


- No puedo hacer buenas fotos porque mi Cacon 3D Mark VII tiene un sensor digital con un rango dinámico de tan sólo unos inaceptables 11 pasos, mientras que la Lony R4X de mi amigo Juanito tiene 13.


- No puedo hacer buenas fotos porque si con mi Cacon 3D Mark VII hago una foto cinco diafragmas subexpuesta, no puedo aclararla como si hace la Gentax R4X de mi hermano Pedro.


- No puedo hacer buenas fotos porque mi Cacon 3D Mark VII sólo dispara 8 fotos por segundo, por lo que se me escapan todas las oportunidades, mientras que la Popympus OM-L E-N833 de mi vecino dispara a 18 fotos por segundo.


- No puedo hacer buenas fotos porque mi Cacon 3D Mark VII tiene una pantalla LCD fija de tan sólo 180.000 pixeles, mientras que la Pugipilm XXX de mi novia tiene una abatible, basculable, incluyendo posición selfie, de 210.000 píxeles OLED SuperStress.


- No puedo hacer buenas fotos porque mi Cacon 3D Mark VII tiene una duración estimada del obturador de tan sólo 150.000 disparos, mientras que la Meica 9 tiene un obturador con una vida teórica de 300.000 disparos.


- No puedo hacer buenas fotos porque para mi Cacon 3D Mark VII sólo tengo dos tarjetas de memoria de 32 GB cada una que tan sólo me permiten hacer 2000 RAWS en un día, mientras que mi enemigo preferido en las redes sociales tiene cinco tarjetas de 128 GB.


- No puedo hacer buenas fotos porque mi Cacon 3D Mark VII tiene un estabilizador de imagen de 3 pasos en el objetivo, mientras que la Popympus OM-L E-N833 Mark 267 que acaba de salir tiene un estabilizador de 4 pasos en el sensor más 4 más en el objetivo que permiten hacer fotos a 2 segundos de exposición a mano alzada.


- No puedo hacer buenas fotos porque el visor óptico de mi Cacon 3D Mark VII sólo muestra el 98,5% de la imagen, mientras que la Maselpad de mi primo tiene un visor del 110%.



Sisales en flor al crepúsculo, Cabo de Gata, Andalucía, 1990
Canon T90 formato 135, FD 28 mm f:2.8, Kodachrome 64 ISO, trípode, Open-flash con una antorcha de flash Metz 45 CT4.
© Oriol Alamany



¿Y COMO HACÍAMOS FOTOGRAFíAS EN LOS AÑOS 70, 80 o 90, ANTES DE TANTA PARANOIA?

Las cámaras réflex AF de enfoque automático empezaron a ser utilizadas de manera generalizada hacia el año 1994, y las réflex digitales una década más tarde, alrededor de 2004. Así que ¿cómo hacíamos las fotografías de naturaleza antes de estos dos cambios tecnológicos que hoy en día parecen tan trascendentales e imprescindibles?



Fotografiando con una cámara Canon T90 y 300mm f:2.8L, desierto del Kalahari, Sudáfrica, 1994.
Canon EOS 100 formato 135, 28-80 mm f:3.5-5.6, Fujichrome Sensia 100 ISO.
© Eulàlia Vicens

- Los objetivos debían enfocarse a mano, incluso las aves en vuelo y otros sujetos de rápida acción. Eran necesarios dedos ágiles y buen ojo.

- Ni soñar con estabilizadores de imagen, ni en cámaras ni en ópticas. O mano firme o un sólido trípode (Por cierto, los ligeros de fibra de carbono aún no existían. Aparecieron en 1994).


- Las imágenes de naturaleza y viajes se captaban mayoritariamente sobre películas diapositivas, que eran de muy baja sensibilidad: 25, 50, 64 y 100 ISO, algunas veces 200, o excepcionalmente 400 ISO que era chungo, chungo, lleno de grano, penoso contraste y colores deslavados.



Azor (Accipiter gentilis) bajo una nevada, Pirineos, 1982
Canon A1 formato 135, FD 400 mm f:4.5 SSC, Kodachrome 64 ISO.
© Oriol Alamany


- El margen de error en la exposición que se tenía con este tipo de películas rondaba el 1/2 paso EV. El resto de fotos iban a la basura (Por cierto, diafragmas y velocidades de obturación se movían en pasos enteros o bien de medio en medio punto, no en tercios como ahora).

- El rango dinámico de las diapositivas era limitadísimo, tan sólo unos 5 pasos EV en contra de los 12-14 actuales. Y nada de HDR o levantar las sombras a posteriori.


- Los rollos de película del formato 135 o 24x36 (equivalente al actual "Full Frame", digamos) permitían hacer 20 o bien 36 fotografías. Los de formato medio 120, entre 8 y 15 fotografías, según el tipo de cámara. ¡Ah, y los rollos de película se almacenaban en la nevera, para desespero de nuestras parejas que siempre se encontraban cajas de Kodachrome en el cajón de las verduras!


- Tanto el avance como el rebobinado de la película en la cámara se hacía a mano, mediante palancas o manivelas, o bien ya más adelante con un motor a ráfagas de 3 o 4 fotos por segundo.




Tempestad al anochecer, Hluhluwe-Umfolozi Park, Sudáfrica, 1994
Bronica ETRsi formato 24 x 60 mm, 75 mm f:2.8, Fujichrome Provia 100 ISO, trípode.
© Oriol Alamany


- El único patrón de medición de la luz del fotómetro de la cámara era generalmente el Promediado. Algunas pocas cámaras de alta gama, como las Leicaflex, tenían Medición Puntual.

- La pantalla LCD era de 0“, es decir, no había. Las fotografías recién realizadas no las veías hasta el cabo de días, semanas o incluso meses si no terminabas el carrete al momento.


- Tampoco ninguna posibilidad de chequear la exposición mediante el histograma. Eso era pura ciencia ficción. Había que ser bueno midiendo la luz y compensando adecuadamente para obtener la exposición correcta.


- Con las dispositivas todos los encuadres eran siempre originales al 100%, sin posibilidad de recorte alguno. Había que currarse el encuadre en la cámara sobre el terreno.

- Para saber la exposición que proporcionaba un flash, antes del invento de la medición del flash TTL, medíamos la distancia del flash al sujeto mediante una cinta métrica y consultábamos una tabla.



Salamanquesa (Tarentola mauritanica) en Vacarisses, Catalunya, 1982
Canon A1 formato 135, FD 100 mm f:4 Macro, Kodachrome 25 ISO, dos flash manuales a distancias medidas con cinta métrica, trípode.
© Oriol Alamany


- Los obturadores tenían una vida estimada en torno a unos 100.000 disparos. Y eso no nos preocupaba en absoluto.

- La mayoría de visores réflex tenían una cobertura del 94-98%.

Y sí, a pesar de todo eso HACÍAMOS FOTOGRAFÍAS, CREÁBAMOS IMÁGENES.

Yo empecé a tomar mis primeras fotografías hacia 1974, o sea que pasé buen número de años enfocando a mano y disparando con película fotográfica. 

A todo eso me viene a la memoria una frase de una conferencia que pronunció David Airob (fotoperiodista y antiguo editor gráfico del periódico "La Vanguardia") en el festival Formentera Fotográfica 2015: "Si volvieran las diapositivas, habría una limpieza étnica".

La única ventaja en aquellos tiempos era que los nuevos modelos de cámara salían una vez por década, no como ahora que se quedan anticuadas en 2-4 años. ¡Ah, y la batería no era recargable y se cambiaba una vez al año!


BASTA YA DE DARLE LA CULPA A TU QUERIDA CÁMARA

Así que os propongo un propósito de Año Nuevo (Tranquilos, no es ir al gimnasio a partir del 1 de enero ni apuntarse a la academia de inglés): Basta ya de quejarse, de escudriñar los datos EXIF de las fotografías de otros en las redes sociales, de darle la culpa a tu cámara, de envidiar sus glamurosos equipos fotográficos de última generación y precios de locura, de ponerse excusas por ser peor fotógrafo de lo que crees que serías con otra cámara... Menos mirar Internet y más paseos por el campo, por los bosques, con la mente abierta y el ojo buscando motivos y encuadres.

Todo ello en compañía de tu querida cámara, la que pudiste comprarte en su día, la que escogiste con esmero, la que fuiste a buscar a la tienda con aquella ilusión, la que te ha acompañado tantas horas de tu vida. En lugar de hacer depender la evolución de tus obras fotográficas del modelo en concreto de tu cámara, hazla depender de ti mismo.



Cascada bajo una intensa nevada en Parc National des Pyrenees, Francia, 1991
Canon T90 formato 135, FD 80-200 mm f:4L, Kodachrome 64 ISO, trípode.
© Oriol Alamany


Trazos de las estrellas, Gulf Country, Australia, 1992
Bronica ETRsi formato 4,5 x 6, 75 mm f:2.8, Fujichrome Provia 100 ISO, exposición de varias horas, trípode.
© Oriol Alamany




Pinguino del Cabo (Spheniscus demersus) saliendo del mar, Sudáfrica, 1994
Canon T90 formato 135, FD 300 mm f:2.8L, Fujichrome Velvia 50 ISO, trípode.
© Oriol Alamany


Ualabi Tammar (Macropus eugenii) en la isla Kangaroo, Australia, 1992
Canon T90 formato 135, FD 300 mm f:2.8L, Fujichrome Velvia 50 ISO.
© Oriol Alamany


Fotografiando hace 17 años, con una cámara Fuji GSW690III de formato 6x9, Alòs d'Isil, Pirineos, 2000
Con esta cámara se obtenían 8 fotografías en un rollo de formato 120.
Yashica T5 formato 135, Zeiss 35 mm f:3.5, Fujichrome Sensia 100.

76 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. No obstante, reconocer que uno no hace buenas fotos, aunque le eche la culpa a la cámara, es todo un ejercicio mental que no todo el mundo hace por contar con grandes equipos fotográficos. Gran artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer paso de un fotógrafo hacia crear buenas fotos, es que no le gusten las que hace. Sóklo si les vemos los fallos, podremos corregirlos. Algunos no llegan a dar ni este primer paso.

      Eliminar
    2. Gracias por el enunciado. Se debe continuar perfeccionando, haciendo conciencia, siendo rezponsable del resultado.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por el artículo. No podría estar más de acuerdo en todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por aquí y dedicar un tiempo a leerlo.

      Eliminar
  3. Y los hides os los currabais mucho (algunos siguen haciéndolo). Ahora es muy fácil pagar y tener especies míticas fácilmente. Yo los utilizo regularmente por falta de tiempo, aunque no se obtiene la misma satisfacción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso es otro campo que bnada tienen que ver con el progreso tecnológico, pero si de las sociedad. Nosotros nos autollamábamos "fotógrafos naturalistas" porque aparte de fotógrafos, eramos naturalistas, nos conocíamos las especies, sus costumbres, donde habitaban... Luego venía lo de montarse tus propios hides, durante días o incluso semanas. Tal y como dices, ahora pagas y tienes a tu disposición las especies más imponentes, gracias al duro trabajo de ciertas empresas. La pena es que hay algunos "fotógrafos de naturaleza" (que no "fotógrafos naturalistas") que a veces no saben ni qué especies fotografían.

      Eliminar
  4. Como siempre explendido articulo o entrada!!!!
    Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  5. Gran Artículo!!!
    Te doy tooooda la razón!!
    Me compraré una Cacon.
    Gracias por aportar un poco de sentido común, ya basta de mirar a ver quien la tiene mas grande, y empecemos a mirar quien la hace mas bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si compras la Cacon, no te confundas y asegúrate de comprar el último modelo que acaba de aparecer, que es la más mejor de todas.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias Javier, tú precisamente acabas de dar un paso en la simplificación de tu vida fotográfica.

      Eliminar
  7. Buena reflexión a la vorágine de cámaras y novedades tecnológicas que aparecen cada poco.
    Una buena foto no se consigue con una buena cámara, sino con alguien que sabe estar en el lugar correcto, en el momento preciso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena cámara ayuda, para qué vamos a engañarnos. Pero eso no significa que con una más sencilla no pueda hacerse lo mismo. Cuanto más espacio de tu cabeza ocupe la técnica, menos espacio queda para la creatividad.

      Eliminar
  8. Saludos Oriol!!!

    No queda más que darte la razón. Y aunque soy de la generación de la fotografía digital, reconozco y comprendo las dificultades que enfrentábais los fotógrafos de naturaleza en los años pre-digitales. Y el mérito enorme de conseguir determinados proyectos.
    También soy de los que prefiero conocer la naturaleza para poder llevar a cabo mis fotos, y trabajármelas de principio a fin. En ocasiones he ido invitado a hacer fotos trabajadas por algún amigo y si, disfruto de la compañía y me lo paso bien, pero el valor que le doy a esas fotos no es el mismo, puesto que no provienen de mi trabajo.
    Por último quiero incidir en algo que tu ya has mencionado y es el valor de la autocrítica como vehículo necesario en la mejora de nuestros trabajos fotográficos.

    Buena entrada Oriol!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los años pre-digitales, tal y como los llamas, ¡fueron unos 180! Muchas obras maestras se hicieron desde entonces.

      Eliminar
  9. Así era y así es. Algunos intentamos seguir siendo fotógrafos naturalistas, aunque con mejores medios (y menos pelo).
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque seguimos batallando en esta generación digital, tú y yo nos criamos en la generación anterior. Y con lo de la caída del pelo, parece que el progreso tecnológico no encuentra la solución :-(

      Eliminar
  10. Un texto acertado Oriol, pero seguro que escribes así de bien porque tiene un buen ordenador ;)
    Se echan de menos algunas cosas más, como que antes se admiraba el sujeto que se tenía delante y ahora solo es un decorado preparado para que nuestras fotos sumen likes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Eduardo. Bueno, me he centrado en las paranoias puramente tecnológicas de la toma de fotografías en la actualidad. Ya no me he metido en la postproducción, ni en la difusión, ni en la filosofía de vida actual. ¡Menudo berenjenal hay ahí para escribir!

      Eliminar
  11. M'ha agradat molt, Oriol. Compartisc amb el teu beneplàcit. Tens tota la raó del món i si som sincers, tenim una veueta dins nostre que ens ho diu quan revisem les fotos que fem. I si em permets, ho podem extrapolar a altres àmbits i a altres desitjos materials i tecnològics: No puc caminar per la muntanya sense les botes de 200€, no és igual veure la cinema si no tinc una TV 4K, amb el meu mòbil de fa dos anys no puc fer bones fotos (necessite un iPhone), no puc viatjar sinó em compre un 4x4 (o tot camins), etc. Crec que si posem noms i cognoms, podem acabar afirmant que aquesta societat de consum (capitalisme) ens està matant la creativitat, deshumanitzant i idiotitzant.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, está claro que esta ansia por la última tecnología se encuentra en todas las disciplinas de la sociedad: telefonía, ordenadores, coches, etc.

      Eliminar
  12. Ps: "medíamos la distancia del flash al sujeto mediante una cinta métrica y consultábamos una tabla"... MEMORABLE 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que hice montones de fotos por este sistema. No había otra solución cuando los flashes eran totalmente manuales.

      Eliminar
    2. Recuerdo que llevaba etiquetas adhesivas pegadas en el respaldo de los flashes con apuntes de compensación según distancia y potencia. Eran unas especies de chuletas que me resultaban muy útiles. Y que me dices cuando había que salir al campo con los voluminosos Metz CT 45 y 60 (y su inseparable batería)?. Sin duda la tecnología nos ha ayudado y ha supuesto un avance enorme, pero desde luego no ha mejorado en el conocimiento que debe tener un fotógrafo sobre la exposición y su empleo... que nos quiten lo "bailao" Oriol!

      Eliminar
  13. Me ha encantado y me he sentido identificado con tu reflexion pues , por edad y por enseñanza, soy de tu generacion . Recuerdo que como fotografo aficionado que compraba los rollos de pelicula en b y n a metros ( para diapositivas no me llegaba el presupesto ) admiraba el trabajo de los fotografos naturalistas y compraba la revista National Geographic directamente a Wasington porque aqui no la vendian ( y no se ingles ) . Y salia a fotear con la nikormat de 1,5kg de peso que aun conservo .
    Son batallitas , si , lo admito , pero es bueno saber de donde vienes para apreciar lo que tienes y reflexiones como la tuya tendrian que venir con los manuales de las camaras y entregarse en pdf al inicio de los cursos de fotografia .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me harté de cargar rollos de película en blanco y negro a metros y cargarlos en chasis encerrado a oscuras en el lavabo de casa. Incluso luego lo hice un tiempo con las diapositivas. Estoy contento con la tecnología digital, pero, tal y como dices, creo que hay que saber de donde vienes.

      Eliminar
  14. Maravilloso y divertido tirón de orejas para cuando nos pongamos quejicosos. Añado que hay que recordar que algunas de las más grandes y míticas fotos de la historia de la fotografía fueron tomadas con cámaras llenas de limitaciones pero que tenían detrás la mirada de un artista (André Kertész, Cartier-Bresson, Avedon, etc...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, hay unos 180 años de historia de la fotografía y de obras maestras antes de la llegada del autoenfoque y de las cámaras digitales.

      Eliminar
  15. Si es que nos quejamos de vicio, tanto en este campo como en cualquier otro en que la tecnología nos haya facilitado las cosas. No puedo trabajar en mi ordenador porque tarda en guardar una foto 3 en el disco duro décimas más que si tuviera un SSD, y mi coche ya no funciona bien porque oigo un crujido en el salpicadero cuando bajo un bordillo de acera primero con la rueda delantera derecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que sucede es que esta ansia por cambiar nuestras posesione tuvo "casi" una razón de ser cuando la mayoría de personas ganaban su buen dinero. Pero con la crisis no todo el mundo puede. Mi Renault Kangoo, por ejemplo, ha superado ya los 10 años y no tengo ninguna intención de cambiarla ya que sigue funcionando bien. Con las cámaras y equipo soy algo más gastador, pero es que también es mi trabajo profesional.

      Eliminar
  16. Totalment d'acord amb el que has dit, i tant que sí. Sebre on es falla i sebre per què es falla, és bàsic si volem intentar fer millors fotografies. Una salutació des de Mallorca.

    ResponderEliminar
  17. ¡Genial, no puedo estar más de acuerdo! Aún así admitir que a todos nos ha venido de coña lo del digital y que las capacidades de edición de que disponemos ahora nos hubiesen hecho orgasmar hace veinte años. O sea, que no lo hacíamos porque no podíamos, no porque no quisiéramos. Juro que no echo nada de menos al analógico.

    Para mí lo que diferencia un fotógrafo de verdad de uno de estos de los que hablas es que si eres competente serás capaz de hacer fotos decentes con cualquier clase de artefacto fotográfico que caiga en tus manos y no necesitarás los 520.000 megapixels de la Cacon Mark-XXVIII... aunque bienvenidos sean si la tienes. En fin, parafraseando a alguien, que el más importante componente para tomar una buena fotografía es el cerebro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atención, que este artículo no es en absoluto un debate Película versus Digital. Yo soy un convencido absoluto de la fotografía digital, que me encanta y me costaría mucho volver atrás. Y precisamente por eso, por las maravillas que hacen las cámaras digitales, me sorprende que algunos aficionados a la fotografía aún se quejen contínuamente de lo que tienen entre manos.

      Eliminar
  18. Magnifico articulo Oriol!! MI Camara digital cumplio los diez años y despues de escucharte me encuentro mucho mejor

    ResponderEliminar
  19. Grandes verdades! Luego tenemos la vertiente de los que tiene el último modelo de cámara y dicen que es que en su tierra no hay grandes glaciares como en Irlandia o animales feroces a 3 metros como en Manibia... en fin, que el jardín del vecino es siempre más verde y que el otro lo tuvo facilísimo para hacer esa foto que ganó el WPY... en fin, magnífico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo fotografío tanto en mi jardín, como en el del vecino. Y ambos son fantásticos y llenos de oportunidades fotográficas.

      Eliminar
  20. Magnífico. De uno que se peina con crema hidratante y que lo poco que sabe se lo tiene que agradecer a una maravillosa Pentax, de paso universal y todo mecánico, tirando toneladas de diapos. Comentario al margen, me encanta esa figura que has pintado como el enemigo fotográfico. Cuando utilizaba peine en lugar de crema, no era tan así. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las primeras fotos que hice con una réflex fueron con una Asahi Pentax Spotmatic de un amigo ;-)

      Eliminar
  21. También tiene la culpa el hecho de que la definición de lo que es una buena foto ha cambiado para mucha gente. Hoy muchos piensan que una buena foto no es la que transmite emociones sino la que no tiene ningún píxel quemado y el punto de enfoque se ve nítido visto al 100% en una pantalla retina usando un microscopio electrónico. Entre otras cosas.
    Bon any, Oriol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y sobretodo que en Lightroom exista el perfil para su objetivo para poder eliminar la aberración cromática y la distorsión! Sin eso una foto no vale nada.
      (Grácias por el comentario, Jordi!).

      Eliminar
  22. Porque no me salen buenas fotos???
    Porque me da igual mientras tenga un buen puñado de likes y pueda fardar de equipo o popularidad, esta entrada me ha recordado un encuentro que tuve hace poco con unos "nuevos gurus" de la fotografia de naturaleza que tienen esos objetivos entre ceja y ceja y por descontado que ni conocen a Oriol Alamany, Galen Rowell, José B. Ruiz o un extranjero llamado Frans Lanting... pero, para qué?? teniendo la mas mejor Pikon Fulle Frame...
    Por cierto, ahora entiendo porque no progreso adecuadamente... en 9 años solo me he cambiado una vez de cámara... y ya me costo ;-)
    Abraçada

    ResponderEliminar
  23. Jaja este post nos gusta a los que llevamos como mínimo 20 años de fotografía, y sabemos lo que se esta perdiendo, "la esencia"...

    ResponderEliminar
  24. Personalmente disfruté de la fotografía de la naturaleza hace más de treinta años. Hoy lo intento, aunque no tiene nada que ver. Ya no me refiero a los contratos, ingresos por mis publicaciones etc. de aquellos tiempos, me refiero a los viajes en vehículos sin aire acondicionado, las palizas andando por el monte para arrastrar y montar torres metálicas para poner los Hides, las horas que pasábamos escuchando el sonido de la naturaleza y sobre todo el respeto hacia nuestros trabajos.
    Ahora te llevan, te sueltan en el campo con traslado en un magnifico todo terreno, tienes que pagar por meterte en un Hyde con sofá cama y calefacción en lugares en donde hace casi nada tú eras el único ser humano que disfrutaba e intentabas proteger para ti lo que veías, publicando lo que prácticamente no te importaba y encima te pagaban importantes cantidades por ello. Hoy hasta puedes hacer fotos tomándote una fabada. Y lo más importante, en aquellos tiempos no tan lejanos éramos veinte o treinta amigos, ahora somos treinta mil idiotas intentándonos imitar a nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  25. Yo no saco buenas fotos, porque soy un mal fotógrafo. Hace 40 años, llevaba el carrete de 36 fotos a revelar, y me salian tres o cuatro aprovechables. Ahora con la era digital, he mejorado, disparo cuatrocientas, y aprovecho unas pocas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Creo que has tirado largo diciendo que una cámara se queda anticuada en dos años. Como mucho en depende que marcas te sale una mark2 o mark3 antes de un año y te quedas pensando, me tenía que haber esperado. Nunca es el momento vamos.
    Tienes toda la razón en tu artículo, primero hay que formarse y luego abrir tus sentidos y salir al campo con ganas de descubrir el mundo bajo tu mirada, pero...... si es con una Nikon Df (por ejemplo) y una de sus lentes fijas de esas que abren hasta f1.4, pues mucho mejor oye, ahí tienes una pequeña parte del éxito asegurado �� Un saludote!

    ResponderEliminar
  28. Como dice Tino Soriano, lo importante és el indio no las flechas!

    ResponderEliminar
  29. La fotografía digital nos ha traído grandes alegrías, sobre todo al bolsillo por los ahorros de costes de los revelados, muy a pesar de la gran pena y ruina causada a los laboratorios fotográficos y de la pérdida de mercado a los profesionales fotográficos. Por contra la fotografía digital ha desterrado el conocimiento fotográfico del momento. 36 diapos generaba pensar, calcular, anticipar. Apretar el obturador generaba tensión, miedo, alegría, expectación. El fotógrafo era mucho más ágil. La fotografía tenía un gran coste mental y formativo. Esa habilidad se ha perdido. Ya no existe esa tensión, emoción y expectación de la obturación fotográfica. Ahora todo es instantáneo, volátil, tan etéreo como apretar el botón de borrar foto. Ahora la fotografía es gratis, en todos los sentidos. Ha generado masas de fotógrafos que raramente realizan un cálculo mental de EV, de compensación de exposición o hiperfocales. Personalmente disfrutaba de mis fracasos fotográficos, pues esto me permitía ser más ágil mentalmente, más sabio fotográficamente, más feliz debido a la emoción de los resultados. Parece poético, y lo es en cierta forma. Aún recuerdo con tremenda emoción viajes en los que me sumergía en aguas con la Nikonos V allá por el año 95, 70 carretes Fuji Provia en la maleta y una lente de enfoque manual. Mi fotografía submarina y terrestre fue dura, el momento te ponía en tu lugar si no estabas preparado. Mi emoción de ver los resultados era de tal magnitud como la sonrisa del dueño del laboratorio cada vez que iba a comprar y revelar carretes. "Tempos fugit". La poesía de la fotografía siempre viajara con uno mismo cuando cree en la magia de los haluros.
    Gran tema Oriol. Me encanta hablar de este tipo de fotografía tan épica comparada con la mundanal actualidad.

    ResponderEliminar
  30. Una reflexión muy acertada y oportuna. Gracias Oriol.

    ResponderEliminar
  31. Sabias palabras, fruto de la experiencia.
    Con el tiempo me doy cuenta que detrás de las fotografías que mas satisfecho me siento independientemente de si se le ven al 100% los pelos a la araña o si esta todo perfectamente enfocado, son las que tienen una historia para su realización, ya sea técnica o de horas escondido para "cazar" al sujeto...tanto da si es con una Minolta manual o con mi vieja Cacon...
    Menos buscar especificaciones de las ultimas Nifon y Cacon en internes y más aprender observando fotografías de los grandes maestros, gracias por tus reflexiones Oriol !

    ResponderEliminar
  32. Los que compartimos edad saludamos tus opiniones. No me gusta perderme en tecnicismos, que a pesar de ser útiles, no son la esencia de una imágen.Si que me gusta mucho tu enunciado: "no me salen buenas fotos"reconforta oirlo de vez en cuando; falta mucha autocrítica y modestia, me doy cuenta que sobretodo en personas que dan mucha importancia a la "técnica". Felicidades por el artículo y un saludo.

    ResponderEliminar
  33. EXCELENTE!!!! Las grandes marcas comerciales intentan que todo el mundo se crea artista. De esa manera el supuesto "artista" deberá elegir el mejor material para sus "obras". Es la manera de vender y meter a todo el mundo en la rueda consumista. El problema es que no hay tantas mentes sensibles como camarones circulando. Y claro, la cámara es sólo la herramienta. Sin mente creativa, ilusión y dedicación no hay nada que hacer. Bueno si, hacer buenas campañas de marketing y vender muchas cámaras, ja ja ja.
    Saludos y enhorabuena por el blog y tu trabajo: www.fotodenaturaleza.com

    ResponderEliminar
  34. Totalmente de acuerdo, suelo usar objetivos czeiss planar ( 50mm, 35mm ) com mi 5D m3, con enfoque totalmente manual y me encanta. Los uso incluso en deportes o escenas de acción, manifestaciones, incendios, etc. Lo hago por qué me gusta. Saludos Oriol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bien hecho, uses un equipo u otro lo importante es disfutar de la fotografía, sin agobiarse con el magnífico equipo que tiene tu vecino :-)

      Eliminar
  35. Tener una Reflex último modelo no te convierte en mejor fotógrafo. Te convierte en dueño de una Reflex último modelo. Abrazo y felicitaciones Oriol. Un capo !!!

    ResponderEliminar
  36. se puede decir mas alto, pero no más claro. Genial.

    ResponderEliminar
  37. como todo en la vida hay opiniones y gustos para todo y para todos,este tipo de comentarios al leerlos siempre me producen la misma sensación,,,yo soy el bueno y los demás que malos son,....en las redes hay gente de todos tipos y de todos los gustos,hay profesionales y hay que no lo son, tengo amigos que realmente les obsesiona y es su forma de entretenerse haciendo fotos con mas iso, menos ruido y mas millones de megapixels,,,algunos hacen buenas fotos y otros no,,exactamente igual que los que llevan peores camaras y no les preocupan para nada los pixels y demas ,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más lejos pretendía yo que diferenciar entre "yo soy el bueno y los demás qué malos son". Soy el primero al que me gustan los temas de técnica fotográfica, en este blog suelo publicar pruebas de cámaras u ópticas, y me encanta cuando puedo comprarme algo de equipo nuevo (¿A quién no?). Y si, mea culpa, de vez en cuando maldigo mi cámara cuando no enfoca una fotografía.

      Y aunque he ilustrado el artículo con fotografías a modo de ejemplo realizadas con cámaras y objetivos manuales sobre película, no es más que para decir que sin las nuevas tecnologías también se hacían fotos.

      Pero como fotógrafo profesional y como docente de fotografía, quiero alertar sobre la falsa creencia de que la culpa de que no hagas las fotos que deseas es del equipo y no de tu falta de creatividad o de pericia en su manejo.

      Y también que esta obsesión de escudriñar los datos EXIF de las fotos de los otros tiene su gracia, por esta innata curiosidad del ser humano, pero no va a ayudarte a mejorar mucho, la verdad.

      Y si, tienes razón, hay personas que disfrutan simplemente con la tecnología pura y la creatividad de sus fotografías es lo de menos. Es otro tipo de hobby distinto.

      Eliminar
  38. Hola Oriol, molt bon article! M'ha encantat! Jo vai estudiar fotografia quan era analògica i començava a despuntar el digital, malauradament el digital em va absorvir i vaig deixar de banda el laboratori i les càmeres analògiques. Per mi el valor que tenen aquestes fotografies analògiques que ens has ensenyat no tenen res a veure amb les que podem fer avui en dia en un viatge pastat al que deuries fer aleshores. Ara veuríem les fotos al moment, fariem les nostres còpies a disc durs el mateix dia i tornaríem relativament tranquils a casa sabent les fotografies que havíem fet al viatge. Abans no...gastaveu rodets i rodets i al tornar del viatge a veure els resultats! Molt més emocionant que no pas ara! En fi...ja veurem com avançen les coses amb la reintro de la k64! Per cert! La fotografia del pingüí pot ser que tingui un copet de flash??

    Salutacions!!

    Joan Gosa

    ResponderEliminar
  39. Gran artículo.
    Jo també vaig estar molts anys amb diapos i pel·lícula...i al "quarto" fosc!
    Però ara malgrat ser més fàcil i immediat segueixo fent fotos dolentes! :(
    La immediatesa és una de les ventatges que trobo a les digitals. No tornaria a la pel·lícula per a res! Bé, penso ara!

    Per cert, no feies un programa a la ràdio, fa anys?

    joan guinarda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Joan, durant més d'una década vaig fer una secció de fotografia de viatges al programa de Ràdio "Els Viatgers de la Gran Anaconda", de Catalunya Radio.

      Eliminar
  40. Estupendo artículo Oriol.

    ¡Cuanta razón llevas! Yo caí en el error hace un tiempo y afortunadamente salí de él sin más descalabro que algo dinero gastado absúrdamente en un material que no necesitaba. En mi caso fue el paso a Full Frame. Te puedes imaginar lo infinitamente que cambiaron mis fotografías.

    Desde que salí de ese error, ando intentando que la gente no caiga en el mismo. Muchas gracias por tan estupendo artículo :)

    Un saludo,
    Braulio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Braulio. Yo soy un gran fan del Full Frame, quizás porqué fotográficamente me crié con el formato 24x36. Pero no hay problema en trabajar con sensores de APS-C, M4/3 u otros formatos.

      Eliminar
  41. "Els Viatgers de la Gran Anaconda"...i com el vaig enyorar després de tants anys!

    joan guinarda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BVé, el programa encara s'emet, tot i que jo ara no en sóc un col.laborador fix, només eporàdic.

      Eliminar
  42. Que razón tienes, Oriol. Enhorabuena por tu trabajo

    ResponderEliminar
  43. Enhorabuena por tu trabajo, pienso que miles de aficionados, deberian, de leerlo y gastarian menos dinero en equipos y objetivos, si se dieran cuenta que antes, fotografiabamos con cámaras de juguetes, y nos salian las fotografias, saludos y felicidades

    ResponderEliminar
  44. Gracias. No se puede estar más de acuerdo. Aún conservo mi primera OM10. La foto la hace el fotógrafo, el equipo solo es la herramienta, obviamente cuanto mejor sea más fácil, pero, la foto es cosa tuya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es evidente que a nadie le amarga tener una cámara mejor que le facilite el trabajo. Pero si la base de una buena foto es la selección del sujeto, la luz que hay en el momento, la composición que aporta el autor... en eso no influye para nada el modelo de cámara.

      Eliminar
  45. Maravilloso artículo, Oriol.
    Nos recuerda qué es la esencia de la fotografía, no la maquinita y otros cachivaches...
    Yo también sacaba muchas diapos y tengo grandes recuerdos del Kodachrome, Fujichrome Velvia, Sensia,etc... ahora perdemos(yo a veces también caigo en esa tentación) la cabeza por esa ultima cámara con no se qué Wifi, NFC, etc.... Me gusta una barbaridad la frase de: cuanto más ocupe la técnología en nuestra cabeza, menos espacio tenemos para la creatividad!!
    Salutacions desde Bilbao.

    ResponderEliminar
  46. La respuesta a la pregunta es más simple de lo que parece... y se puede responder uno mismo... porque no tengo ni puta idea de fotografía (en afirmativo).
    Cuanta razón tiene el señor Airob!

    Saludos

    ResponderEliminar
  47. yo tengo tanto cariño a mi antigua cámara Pentax P30 que cuando la sustituí por la Sony Alpha 100 en 2007 mantuve la bandolera y la tapa del objetivo de la anterior, me hace sentir menos traidora.

    ResponderEliminar